Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 6 de agosto de 2017

Recuerdos...

Video en inglés. Si quieres leer subtítulos en español, hacer clic en el icono de subtítulos del video.
Recuerdo de un video que grabé con un amigo hace unos añitos.



lunes, 2 de enero de 2017

¡Adiós 2016, adiós!

Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.

Cuántas cosas este 2016. Cuántas despedidas este 2016. Cuántos sentimientos en este año.

En primer lugar me gustaría romper una lanza a favor de aquellas personas que sí han sabido ver tu esfuerzo y dedicación y que, además, han dejado plasmado en escrito sus palabras. Que, son de agradecer después del esfuerzo que haces día a día. Con esto, quiero dejar claro a mi yo del futuro que nunca tires la toalla, pues en algún momento tendrás tu recompensa. Lástima  que de toda la buena fe que lanzas, poco tienes tu cosecha, pero al menos, algo tienes.


A parte de las despedidas que he tenido durante este 2016 y que ya dejado escritas en este blog, me gustaría comentar una de las despedidas que, posiblemente, más me haya costado. Aunque podríamos decir que más que una despedida ha sido un alto al fuego (nunca mejor dicho). 
Aquí no voy a explicar los motivos que me llevó a poner un punto y aparte (ya lo haré en una entrada más detallada) pero lo más principal es lo que ya le comenté al susodicho. Cuando tienes un amigo es para pasártelo bien. Cuando en una amistad de hacen cosas que pueden hacer daño, tanto el uno como el otro, es un poco contradictorio mantener esa amistad, ¿no? Es una decisión que es difícil de tomar pero hay que ser valiente y consciente y tomar la iniciativa más correcta. En ese aspecto, estoy muy seguro de la decisión tomada. Tanto por lo que he comentado en este párrafo como en el anterior con las imágenes que he colgado. Un amigo está para lo bueno y para lo malo, pero en ningún caso tiene que estar dispuesto a hacerse daño mutuamente. Y ojo, no estoy diciendo que la culpa sea de uno o sea de otro. Sólo digo que la decisión, visto lo visto, es la mejor que se podía tomar por ambas partes. En definitiva, hay que ser valiente y ver cuándo algo se tiene que parar y parar de verdad. La vida da muchas vueltas, eso está claro y, ahora, sinceramente, intento buscar lo más positivo de esta vida (aunque a veces cuesta) porque lo negativo ya viene solo y rodado.

Me gustaría que contarais si a vosotros también os ha pasado. Que escribáis, todos aquellos que leéis mi blog, que os mojéis y forméis parte de esta entrada con vuestras historias personales. Me gustaría mucho vuestras historias de esas “despedidas” duras en vuestra vida.

Saludos y mañana más y peor.


Jotape

domingo, 18 de diciembre de 2016

¿Eres adicto/a a las redes?


Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.

Hace tiempo se me planteó la duda de si valía la pena estar conectado “socialmente” vía Facebook.
Esta red social, me la presentó una compañera de trabajo que siempre estaba a la última en muchos aspectos. Por aquel entonces, nadie había oído hablar de Facebook y me lo presentó en inglés. Ella me habló de las mil maravillas y de lo que podía significar aquella red social. Yo le contesté que poca gente conocida tenía yo que pudiera mantener un nivel en inglés lo suficientemente adecuado, pero aun así me convenció.

sábado, 10 de diciembre de 2016

¿Amigos?


Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.

Ya sea cuando eras pequeño, en la escuela, donde veraneas; después en el instituto, universidad, en el trabajo y, por qué no, por internet siempre aparece esa figura, ese personaje, ese animal o sujeto inanimado que  por intereses comunes acaba siendo tu amigo.

Gracias amigo por existir. Gracias por esos momentos vividos en los que nos hemos necesitado y nos hemos tenido en momentos buenos y malos. En los buenos cuando todo iba bien, no existían los problemas y todo marchaba sobre ruedas. En los malos cuando has tenido tus días de bajón y he dejado todo lo que tenía por qué no pasaras esos momentos en soledad.
Por esos recuerdos que guardo cuando me llamabas, quedábamos y pasábamos los ratos por horas y por horas con nuestras historias y nuestras tonterías. Por esos momentos en los que hablábamos de chicas, de discotecas, de nuestras cosas en el colegio, instituto, universidad. Por todas esas historias que hemos vivido en el trabajo.

domingo, 4 de diciembre de 2016

La educación de nuestros hijos (2)


Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar. Y cada vez más…


Hace unos dos años atrás, concretamente en la fecha de 26 de noviembre de 2014, escribí esta entrada haciendo referencia a la poca implicación de los padres tanto en la escuela primaria como en la secundaria.

Hacía referencia a los demás padres pero, seguramente, os preguntaréis (me da igual si no os lo preguntáis pues lo voy a decir igualmente) “¿Qué pasa contigo?”

viernes, 2 de diciembre de 2016

Siéntate, que te escucho...

Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.

Ya hace tiempo que me vengo dando cuenta de una cosa. Como siempre, la parte implicada en este asunto, es la sociedad. Esa vil sociedad. Normalmente, suelo estar contento de estar rodeado de mucha gente. Eso está bien. Te llena de orgullo y de satisfacción como diría nuestro queridísimo Rey de la nación (véase pura ironía). Pero si que es verdad que a veces, en algunos momentos, aun teniendo gente a tu alrededor, te siente un poco solo. Eso, seguro, nos pasa a todos. Porque tienes a gente pero a veces necesitas profundizar más y cuesta encontrar a la persona en quién creas tener ese requisito tan exigente por tu parte. Por eso, es posible que el problema no sea la gente que tienes a tu alrededor, si no la exigencia que tiene un mismo en dar poder a alguna persona. Hay que tener claro que son partes más íntimas o profundas de uno mismo, y eso hace que te crea un poco de inseguridad o que el listón de “amigos” para ese concepto se pueda bajar a según qué nivel ¿no?

domingo, 27 de noviembre de 2016

Jodidas despedidas

Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.
Qué rollo esas despedidas que no querrías que nunca pasaran, ¿verdad? Pero pasan.

A los que te gustaría despedirte con un hasta el año que viene o, mucho mejor, hasta siempre (siempre y cuando solo sea una distancia física, claro), no suele pasar, no… siempre es a lo contrario de lo que uno quiere…¡¡JODIDO KARMA!!