Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

miércoles, 23 de enero de 2013

Perdone, creo que se ha confundido...

Esta historia me la ha contado y le ha pasado a un gran compañero de curro y no me he podido estar de explicarlo, porque tiene su gracia.

En el coche iban: su mujer, sus dos hijos y él. Aparcan en doble fila y con los cuatro intermitentes mientras su mujer y el hijo mayor salen a comprar a una tienda mientras su hijo menor y él, esperan en el coche. Al lado de la tienda hay un portal. Mientras ve en la tienda como compran su familia, un chico alto, delgado y bien vestido sale del portal contiguo a la tienda. Lo ve. Y ve que se dirige hacia el coche. Ve que no se desvía, que se acerca cada vez más y que va mirando hacia otro lado, no mira al coche, a su coche. Se acerca a la puerta del coche, abre la puerta y se cuela, sin mirar, en el coche y se sienta. Flipando y viendo que ni siquiera se gira a mirarlo, le dice: "perdona, creo que te has equivocado". En ese momento, el chico se gira lo ve y pega un bote del coche con los ojos como platos y pidiendo perdón repetidamente. Sale del coche corriendo y se mete en otro coche que hay pocos metros más adelante y el coche se va.

Yo me he reído como nunca mientras explicaba el final. Qué fuerte!!

________________________________________________________________________________________________________

Lunes hice un examen de inglés y hoy he hecho otro (ya sólo me queda uno). Hay cosas que, o están hechas con el culo o están hechas con putería. Creo en lo segundo.

Nos obligan a leer un mínimo de páginas en inglés de libros de lectura y para el nivel que tenemos, podemos leer los de level 4, 5 o 6. Lo normal es que nos vayamos a lo fácil, es decir, level 4. Pues en el examen nos han puesto 6 textos, 3 de los cuales eran de  nivel 6. Pero es que, además, el orden no es, precisamente, lo más favorable para nosotros. Si quieres que un examen te salga bien, empieza por lo que conoces y acaba por lo que no. Si empiezas por lo complicado, te puedes bloquear y la puedes cagar. Por lo tanto, el examen tenía tres textos de nivel 6, uno de 5, otro de 4 y como premio de consolación, uno de nivel 3 (por si no has sido capaz de solucionar los  de nivel 6 siempre tienes la consolación que aún no has sobrepasado el nivel 3). Todos en el mismo orden que los he nombrado. Vamos... para animar al personal!!

Mis compañeros de clase dicen que la profesora es un diablo... no se de dónde sacan eso...



Aquí iría mi firma, que sigue sin estar lista.

martes, 22 de enero de 2013

Corazones...

Hoy ha aparecido por mi face esta canción. Muchos recuerdos me trae esa canción, ese concierto y aquellos momentos...


Lo se... falta la firma...

sábado, 19 de enero de 2013

¡Métete en tus asuntos!



Pues eso digo yo... que no todo puede girar a tu libre albedrío. Algo habrá en esta vida que no puedas controlar, digo yo!! Pero claro, si no lo puedes controlar, puedes interferir en terceras personas para poder controlar aquello que no puedes por tu propio pie. No hay nada que me de más rabia en esta vida que el dicho del embudo: para mí la parte ancha y para ti la estrecha. 

Pues eso, que el lunes.... tengo que utilizar mis armas de estrategia comercial para ganar la partida. ¿La ganaré?

_______________________________________________________________________________

Por otra parte, mi casa parece el ambulatorio de turno con tantos jarabes, mocos, fiebres, etc. Dichoso y caprichoso invierno y cuadros gripales...

_______________________________________________________________________________

Por cierto, tengo que crear una firma para el blog. ¿Alguna sugerencia?

miércoles, 9 de enero de 2013

Tres deseos


Aunque lo parezca, no es una entrada en honor a este libro. Este libro lo leí hace unos 10 años, aproximadamente. Es un libro "romántico", de los que lee la parienta. La pillé llorando en casa y le pregunté qué pasaba y le dio por reír. Era por el libro, era (es) muy sensible. Me dio la risa y como venganza por la humillación que pasó ella, me obligó a leerlo. Sin duda, no solté ni una lágrima, pero reconocí, en su momento, que tocaba la fibra por la historia tan profunda que contaba. Años después, este libro vuelve a moverse por nuestras vidas. Las casualidades de las vidas me fascinan. Y en honor a este libro, me gustaría pedir tres deseos. 


  1. Me gustaría centrarme en los estudios, ponerle un poco más de entusiasmo y acabar de una vez lo que he empezado. Cueste lo que cueste. Me entre o no me entre.
  2. Se me ha olvidado. Por lo tanto, cambiaré mi deseo que tenía en mente, el cual he olvidado, por desear mejorar esta memoria... (manda cojones...). Mientras repasaba, me ha venido a la cabeza el deseo... vaya memoria!! Y es que, la semana pasada, "waseando" con mi primo, nos animábamos a ir a correr en bici (otro más que me agobia y me obliga a salir de mi sofá para correr por la noche fría y oscura). Comentábamos los días libres, las horas que podíamos, etc... todo en plan como siempre...algo lejano. Dijimos que los martes lo podíamos hacer, ir a correr en bici. Y ahí quedó la cosa. Hoy es martes y me llama: "bájate con la bici hasta mi curro y vamos a correr!" Miraaaa, casi me da un espasmo!! Al final, y por cosas que tenía que acabar (y tengo) para la clase de mañana, le he dicho que hoy pasábamos pero que empecemos martes que viene. Mi deseo es, intentar arrancar e intentar no parar una vez hemos empezado. Creo que me vendría bien un poco de ejercicio y más después de tantas fiestas, comidas y "sofing".
  3. Este deseo, ya ha sido cumplido mientras esperaba publicarlo. Quedará guardado en mi recuerdo para la eternidad...

lunes, 7 de enero de 2013

Los Reyes existen pero... ¿vamos a cambiar un juego por otro al carrefour?

Antes de que llegaran los Reyes con sus regalos, mi hijo ya tenía decidido cambiar alguno de los regalos por un juego que había pensado un día antes de la llegada de sus majestades. Sus majestades son unos seres falsos e hipócritas que no dan palo al agua y, nosotros, le tenemos que hacer el trabajo fácil. Podría parecer la situación actual con el gobierno que tenemos, pero a diferencia de lo que he dicho, nosotros no le hacemos ni el trabajo fácil ni nada de nada, ellos se embolsan nuestro dinero mientras nosotros sólo nos quejamos. Pero eso sería otro cantar. Vayamos a lo que íbamos!

Sin duda, domingo de reyes con los regalos en la mano, decidió cambiar un juego de la PS3 de fútbol por otro de Dragon Ball (un clásico, vamos...). Lo más actual que hay es una "remasterización" de la PS2 de dos juegos (Budokai para ser más exactos) a HD (Wow!!). Concretando, me comentó que quería un juego que vio en internet: "Drangon Ball Budokai 3".

No hace falta explicar que, a primera hora de esta mañana, lunes posterior a domingo de reyes, ya estaba preguntado que cuándo íbamos a cambiar el juego. Los reyes existen, pero los juegos se cambian en el carrefour... interesante teoría la de mi hijo que todavía no nos dice que sabe hace dos años que los reyes católicos pasaron a mejor vida hace años ha.

Cogemos carretera y vamos al carrefour (lugar donde los reyes magos hacen sus gestiones...). El último juego que había ya no estaba. Pos nada, nos devuelven el dinero del juego de fútbol y pensamos en buscar por otro lado. Mientras estamos en la cola para pagar me doy cuenta que está la tienda "blade center", tienda de juegos. Entramos y nos enseñan el juego pero de segunda mano, con un reducción de 13 euros respecto al original. Nos lo pensamos y acabamos comprando aunque sea de segunda mano. Al fin y al cabo, estaba muy bien.

Llegados a casa, comprueba el juego. Al rato, veo caras serias. 15 minutos después, cara desencajada. Me siento a su lado. No lo veo muy contento. ¿Qué pasa?, le pregunto. "Nada", me responde. "¿Te gusta el juego?", indago. "Ssssi", titubeando mientras me decía con la cabeza que no. "¿Sí o no?", le coacciono."No es el que quería", me responde.

A lo visto, como con todo lo que hace, no se fija bien en las cosas y la acaba cagando. Le digo que él quiso cambiar el juego de fútbol y que ahora, una vez jugado, no lo podíamos devolver. Pero como siempre, no dice nada, se te queda mirando y espera a que tú digas algo. Al rato, lo sigo viendo con la cara desencajada y a punto de llorar. Impotencia. Se equivocó y ahora se siente mal por el error. Al final, le digo que vamos a ir a la tienda, y como el juego era de segunda mano, y el tipo dijo que si no estábamos seguros nos devolvía el dinero, vamos a probar suerte si lo podemos cambiar por el otro. "Coge el juego que nos vamos", le digo. Cuando salimos por la puerta, le pregunto: "¿Llevas el juego?". "Sí", me responde él. Déjame ver. Abro la carátula: vacía. Pa' matarlo, vamos.

Le doy por el camino el sermón: hay que mirarse bien las cosas, saber lo que queremos, centrarnos en lo que hacemos, no bajar la guardia y estar con los pies en la tierra no en las nubes. Sí, sí, pensaría él, pero tú me solucionas, como siempre, el error.

Llegamos a la tienda, le explico el problema y el juego que quería comprar mi hijo salió en el 2007 por lo tanto, totalmente descatalogado, etc, etc....le pongo cara de bueno y al final nos devuelve el dinero.

Con el rabo entre las piernas, le digo que a veces las cosas no salen bien y hay que estar preparados para ello. Es un trabajo individual, personal de cada uno y que lo único que puede hacer es intentar en buscar otras alternativas hasta, agotadas las mismas, tirar la toalla. Le doy el sermón de que cuando algo sale mal, se equivoca  o lo que sea, debe de tener la actitud de buscar soluciones, de pensar alternativas y no estar  callado viendo como pasa el tiempo. Los hijos son como los padres. El mío es como su madre.  Cuando algo ha pasado, ha pasado y no hay vuelta atrás. Yo siempre digo que en alguna parte es posible, no siempre, puede haber una solución, otra alternativa.

A las cinco se va a la academia. Llamo a una tienda de Mataró que tienen casi de todo y tienen el juego. En 15 minutos ya estoy en casa con el juego. Al llegar de la academia se encuentra el juego en la mesa. Reconozco que el hecho de ser el "padre salvador" no tiene precio ( o sí, dependiendo de lo que le compre...jeje) pero cada día que pasa, veo que va buscando tímidas alternativas que es lo que tiene que ser: nosotros les ponemos en camino, pero deben de aprender a caminar ellos solos... Le falta empuje, pero tiempo al tiempo....





jueves, 3 de enero de 2013

Pues no lo entiendo... o si!

Bién!! Mi segunda entrada en poco tiempo... espero que mis ánimos sigan al mismo ritmo hasta el final de mis días, que espero que sean cuando cumpla 120 años! jejeje

Jugando al más puro estilo Bea, intentaré decir alguna cosilla sin que pueda herir los sentimientos de nadie, relacionado con el título de esta entrada (reconozco que he estado tentado a poner el día como título, pero uno es profesional... jaja) es decir, sin nombrar lo más mínimo nada ni a nadie... Lo intentaremos!!

Cuando conoces a alguien, poco a poco vas cogiéndole la forma con lo que vas cogiendo de esa persona. Es posible que sea buena persona, de hecho lo es, y se puede pasar un largo rato agradable al lado de ella. Al tiempo, te cuenta su vida y te comenta que mucha gente (amigos, conocidos, etc) acaban largándose y que no entiende porqué. Cierto, yo tampoco lo entiendo. 
Pero, tiempo al tiempo. 
Después de tiempo, me doy cuenta que yo también me estoy alejando, que me estoy agobiando en algunos aspectos y que hay cosas que "veo" que no me acaban de cuadrar y que, aunque cueste, hay que ser responsable y saber educar correctamente. Las riendas en casa las llevan quienes las tienen que llevar. No hay más. 

La historia se repite y, esta vez, soy yo. Pero como no hay batalla perdida y, uno, siempre es bastante sincero, le comento el "problema" que veo y que todo el mundo comenta (sin decirle que es la comidilla de todos, claro... sincero pero con tacto...). Mi sorpresa es escuchar por su parte: "eso no es verdad, no es así". 
No hay peor ciego que el que no quiere ver o sordo que el que no quiera oír. Molestia por mi parte: 0. Cuando uno reconoce su problema, puedes ayudar. Si no lo reconoce, está claro que tiene un verdadero problema. Por lo tanto, carretera y manta!

_________________________________________________________________________________

Hoy no he podido aguantar las ganas de soltarle una buena fresca a una señora. Si trabajas en una empresa donde hay 100 personas trabajando, está claro que ni puedes saber lo que hace cada una de ellas ni tampoco tienes la capacidad ni el interés de que así sea. 

- Dígame, señora.
- Mire, he recibido una carta en la que me dicen que tengo que hacer X y yo no pienso hacerlo porque yo tengo una tal y bla bla bla (y te explica una historia que no tiene ni pies ni cabeza...)
- Señora, no tengo ni idea de qué me está hablando, si no me enseña esa carta con eso que usted me dice no le podré ayudar, porque me está explicando una historia un poco rara...
- Pues si tú que trabajas aquí no tienes idea de lo que estoy hablando, ya me dirás tú.
- Señora, en esta empresa trabajan más de 100 personas. Cada una de ellas hacen un trabajo independiente al mío propio y como usted podrá entender, como persona inteligente que cercioro que usted es, no puedo saber lo que hace, piensa y decide cada uno de mis 100 compañeros. Si usted va al supermercado y se dirige al señor de la perfumería para decirle que quiere un kilo de pescadilla, está claro que no le va a poder servir lo que quiere porque se está usted dirigiendo a la persona equivocada. Para que le pueda ayudar me tiene usted que enseñar lo que ha recibido para que le pueda dirigir a la persona correspondiente. 

Al final conseguí que fuera a buscar la carta, y que resulta que se había liado, que la culpa es de su marido que está perdiendo la memoria y que la trae loca y que ya le han dicho en otro departamento lo que tenía que hacer... y de regalo, se llevó un regalo de mi parte!! 

Lo siento, no estoy dispuesto a iniciar el 2013 a escuchar semejantes gilipolleces de personas que no tienen ni entienden educación alguna. 



martes, 1 de enero de 2013

1 de enero de 2013

No es que vaya a nombrar los títulos de las entradas a razón de la fecha en la cual lo publico.
Pero para empezar este año, 2013 y este nuevo blog, que espero sacar adelante con mis pensamientos, mis dudas y mis neuras; nada mejor que empezarlo el primer día del año y con ése mismo título. 

Aquí, en este blog, no habrá reglas ni una linea a seguir en lo que a entradas se refiere. Vendré aquí y diré lo que tenga que decir, lo que tenga que arrepentirme, lo que tenga que quejare, y así una interminable lista. 

Debo de reconocer que este blog lo formé hace muchos meses (creo que lo hice en verano) y entre el nombre, el diseño y cómo empezarlo, lo he ido dejando ahí, sin más hasta hoy. 

Sobretodo meteré todo lo relacionado con esta sociedad, lo que me rodea, lo que me sorprende y muchas veces, sin duda, será mi forma de desahogo en muchos aspectos. 

Uno de los motivos que me llevó a crear este blog es el de tener todos y cada uno de mis pensamientos, mis vivencias y sentimientos efímeros plasmados por escrito para el futuro. Me gusta leer mis cartas de hace mucho tiempo y recordar todo aquello que me pasaba hace muchos años y que, por el paso del tiempo, se ha ido borrando o, mejor dicho, almacenando en el olvido. No quiero olvidar parte de mi vida y como es algo que se me va borrando lentamente, quiero que todo quede grabado para el día de mañana. Digamos, que podría ser como una especie de diario pero sin serlo. Qué bien! Como me explico, verdad?

Pues nada, iniciado el blog, roto el hielo o como se le quiera llamar, se inicia una nueva temporada en mi vida que, como está muy vacía... pues ala!, más cosas a hacer. Al final resultará que soy hiperactivo!! jajaja

Espero ver por aquí alguna que otra cara conocida!!

Saludos y bienvenidos al 2013 y a este blog!!

Jotapé.