Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

sábado, 30 de marzo de 2013

Senseless

 

Que sensación más rara. Después de tanto vivido juntos se hace raro no poder acercarme a saludar. Después de tanto tiempo sin vernos, estar tan cerca y no poder ir a preguntar cómo va todo. Cierto que tú tampoco has dado el paso, pero no se… yo no lo he dado y eso me he convierte en culpable de mis acciones o, mejor dicho, de mis no acciones. Pero otra cosa no podía hacer, si iba y me acercaba, otra situación peor hubiera sido por otra tercera persona. Por lo tanto, lo único que he podido hacer es saludar todo lo efusivamente que he podido. Eso sí, en la distancia. Hay personas que te dicen: el mismo camino hay de aquí a allí que de allí a aquí. Pero alguien tiene que dar el paso, verdad?? Y si la otra persona ha cometido errores, está claro que no las tiene todas consigo. Y a mí no me cuesta nada dar pasos si la persona que hay al final del trayecto lo merece.

En fin, que cada día que pasa, y más en esta sociedad en la cual nos ha tocado vivir, se te echa mucho de menos. Algún día, todo cambiará. Seguro.

______________________________________________________________________________________________________

Los hijos se hacen grande. Sí. Pero hay una velocidad trepidante. Hay quien dice que soy cotilla porque lo se todo. Yo siempre digo lo mismo. En mi sitio estoy y la peña, no sé porqué, vienen a contarme sus penas, sus problemas (como si yo no tuviera). De esa manera, estoy enterado de todo. La única diferencia es que lo que me cuentan, en mí se quedan, no lo voy contando (cosas personales que me cuentan). Cosa diferente es las quejas que pueda tener yo de otra persona, que eso, me las callo poco. Por bien o por mal, me las callo poco.

Hecha la introducción, mi hijo tiene su tablet, sus amigos, sus conversaciones, etc. No soy los que se lo remiran todo lo que hace. Al contrario, a veces me encuentro cosas de casualidad y, a veces, busco algo en concreto, para qué engañarnos, pero por norma general no suelo investigar todo lo que hace o tiene con sus amigos. Total, que estaba con su tablet jugando al famoso “Po” cuando salta un amigo suyo a través del gmail. Le contesto que no soy mi hijo que soy su padre (o eso dicen….) y que luego ya le digo que se ponga él. Pero claro, justo encima de ese saludo encuentras unas frases curiosas que están en la pantalla que te hacen caer del árbol de padre de niño de  10 años que por las conversaciones que se tienen de novietas, besitos y demás chorradas ya parece que tengas un niño de 15 años. ¿Será posible? Como padre, eso no puede ser. Luego piensas en tus novietas e inocentes besos de cuando tenías su edad y piensas… pues es lo que toca. Aun así, no estoy tan seguro de que toque tan pronto.

Hablaremos con él… es lo que toca. Jajajaja… Jesús, tú que tienes otro de 10, prepárateeeeee que vienen curvas y no precisamente las de la Jennifer López!!! Jajaja

jotape firma

viernes, 22 de marzo de 2013

Fumar me relaja, pero sólo si estoy solo…

 

Joder, qué rabia me dan esos padres IRRESPONSABLES que fuman en el coche con el niño sentado en la parte trasera de sus vehículos. A veces, niños menores de un año. Hacía días que no veía esa DANTESCA imagen, porque para mí lo es, pero ayer lo volví a ver. Se me ha ocurrido colgar algún mensaje en el facebook porque es muy grave. Si tú te quieres los pulmones, pues muy bien! Es tu vida, no cabe duda. Pero no la de tus hijos. Ellos no tienen culpa de TU IRRESPONSABILIDAD hacia ellos. De hecho, esos niños tendrán mono de fumar y en el futuro, posiblemente, acaben fumando empedernidos y la culpa no será de la educación parental, no, es porque va con malas amistades. Está claro que tampoco son drogas… pero JODER que sólo tienen pocos años para que en sus pulmones se les llenen de humo perjudicial. ¿Para eso los traes al mundo? ¿Os imagináis en un coche con las ventanillas casi cerradas un padre fumando y detrás su hijo? Cruel, ¿verdad? Pues así son algunos…Penosos. La próxima vez, intentaré hacer una instantánea para inmortalizar y, quien sabe, ¿denunciar?

_______________________________________________________________________________________________________

Bien!! De momento estamos en la lista de admitidos de las clases de yoga!!! Pues naaaada, cruzaremos los dedos para que no pase nada y podamos hacer esas 8 sesiones iniciales de yoga. A ver si nos apetece y luego seguimos “enviciados”. Al menos es un vicio sano, no como el anterior.

________________________________________________________________________________________________________

Estos días los quiero recordar por el cansancio acumulado que llevo. El día a día me está dejando KO al final de cada día y deseando que llegue el fin de semana para dormir lo máximo que pueda. Además de tener las horas bastantes ocupadas, he estado de cena el miércoles. Cuando estás de cachondeo, va bien, pero acostarse muy tarde y madrugar para ir a trabajar… es un peligro!! Menos mal que esto es de tanto en tanto.. uno tiene una edad ya!! Pero bueno, te lo pasas bien y rompes un poco con la monotonía diaria. Ah, y cené PIZZA!!! jejeje y de carbonara!! Lástima que de la emoción no hiciera una foto, porque tenía una pintaaaaaa…. Aprovecho para tirar al aire un grito de esperanza y que alguien me pueda echar un cable en aquello donde me pueda ayudar, porque solo, aparte de ser un poco “triste”, no es cómo yo me pensaba que me iba sentir.

domingo, 17 de marzo de 2013

Viena… en Mataró

 

Sé que es malo hablar de comida a estas horas y a punto de empezar una vigésimo quinta dieta pero…

http://www.viena.es/

Es cadena de restaurantes (si se le pueden llamar restaurantes) donde ofrecen unos bocadillos muy buenos. Perohamburguer no es por eso el motivo de esta entrada, no. Esto remueve mis intestinos y mis entrañas y me lleva de nuevo a 13 años atrás. Ufff, cuánto tiempo!! Por aquellos tiempos, era joven y me movía con mucha facilidad con el coche que daba gusto (tenía más tiempo libre y menos “preocupaciones”). Lo curioso es que estaba en Granollers (ciudad a unos 10 km de Mataró). Por aquel entonces, me tiraba más tiempo “en la carretera” que ahora. Me vienen a la memoria quedadas con amigos y momentos muy agradables vividos. Salir del trabajo sin tener nada planeado antes de llegar a casa era síntoma de debilidad juvenil. Por lo tanto, siempre habría que tener algo planeado antes de llegar a casa (por ese entonces, ya casado). Si no recuerdo mal, llevábamos un año casados. Pero uno tenía amigos con los que cumplir así como los tenía ella y luego nos juntábamos en casa con nuestra aventuras a explicar.

Pero recuerdo un momento con más pena que gloria cuando tuve que consolar a una persona que apenas conocía por la desfachatez de uno de mis amigos. Hay cosas que no se hacen porque se daña a la gente y por mucho que seas mi amigo, siempre me pondré a razonar y, por supuesto, a echar al bronca. Hay gente que no acepta, pero uno tiene que ser racional.

Pero por orden, primero me han venido muchos recuerdos buenos cuando he visto la propaganda de ese restaurante y por último, el mal recuerdo que guardo de un momento un poco  complicado, pues consolar a alguien que apenas conoces… no sé, un poco raro.

Por norma general siempre me suele pasar lo mismo. Recuerdo muchas cosas buenas, me río, comento y después viene el “pero aun así, también hubo…” y entonces vienen los comentarios de las cosas no tan buenas. ¿Será la predisposición positiva a todo que por eso vienen primero los recuerdos buenos? Reflexionaré.

_________________________________________________________________________________________________________

Miércoles llegaba el niño de colonias.

A las cuatro y media, allí estábamos algunos padres para ver cómo llegaban nuestros primogénitos. Pero llegar, lo que se dice llegar, más bien no. Más bien las noticias eran otras. Todavía no había llegado el autobús al albergue porque había tenido que parar a poner cadenas, dos trailers se habían quedado atravesados en la carretera por la nieve y no tenían más noticias porque no habían podido seguir conectando ni con el albergue ni con las profesoras.

Fuera hacía frío, aire y la imagen que te venía a la mente eran carreteras llenas de nieve, coches atrapados y tú esperaseñalndo que el autobús dónde viajan tus hijos pueda bajar con normalidad. Un padre completamente histérico estaba empezando a poner histéricas a las demás madres. A algunas, porque mi mujer no hacía más que decir “que se queden más días, que se queden más días” a lo que el histérico se le rizaba el pelo porque no conseguía acojonarla. De hecho, no hacía más que decirle que se calmara que estaba muy histérico “no puedo estar tan tranquilo como lo estás tú” me decía, por más que intentaba calmar a semejante sujeto no había manera. Era la primera vez, con 10 años que tenía su hija, que le dejaba ir de colonias cuando mis hijos van desde que tienen, tres la niña, y cinco el niño. Lo tengo superado. De hecho, algunas madres se acercaban a mí y me decían “me  vengo a tu lado porque o me voy de su lado o le meto una ostia porque me estoy poniendo de los nervios”. Cuando hay una situación de, digamos, emergencia, no puedes ir negativizando de tal manera que puedas montar un caos. De hecho, una de las madres empezó a temblar y a decir que tenía una extraña sensación… ya comenzamos a desvariar…

Nos informaron casi una hora después que ya había llegado el bus, que montarían y que bajarían sin problema porque el chófer no veía ningún problema en las carreteras para bajar. Algunos, de los nervios, decidieron ir a tomar un café (mala idea) y otros nos fuimos a casa y montamos un dispositivo de envío de mensajes para saber a qué hora deberíamos estar para recoger a los peques.

Una vez en casa, miré las cámaras de tráfico, las carreteras con problemas por dónde pasaban ellos y la información del tiempo. No había ningún problema y todo estaba dentro de la normalidad. A través de mensajes fui tranquilizando a todos los padres que tenía su móvil y controlando mi móvil en todo momento para saber a qué hora venían.

A las siete de la tarde, recibo ya el mensaje de la profesora “entre las 7,15 y 7.30 estarían en la puerta del cole”.sms Envié mensajes a las dos personas que tenía que enviar y nos arreglamos para ir a la búsqueda del niño.  Llegamos y  todos los padres ya estaban más tranquilos.  Llega el autobús. Me meto en el bus por abajo junto con otro padre y sacamos todas las maletas diciendo los nombres de cada maleta. Saludo a mi hijo y al rato veo que el mejor amigo de él está llorando (su primo como decimos todos porque coinciden en el segundo apellido ambos curiosamente). Su madre no había venido a recogerle. Le decimos que no se preocupe. Le voy a llamar y justo en ese momento me llama ella diciendo que acababa de leer el mensaje. Yo le digo, “pues ven corriendo que ya han llegado”. Me dice que no había visto el mensaje. Claro, me quedé un poco raro porque yo no me separé ni un momento de mi móvil las dos horas que estuvimos  en espera de noticias, al igual que otras madres-padres. Suerte que vivía cerca y en cinco minutos estaba allí. Nosotros nos quedamos con él hasta que llegó su madre.

Me creó un poco de conflicto mental porque me supo mal. Es el mejor amigo de mi hijo, tenemos buena relación con sus padres, se ha quedado a dormir varias veces a casa y no se, como que le tienes  un poco de aprecio que al resto, no? Por un momento, pensé  que tenía que haber llamado en lugar de mensaje. Pero claro, es lo que nos dijimos. De hecho, nadie se separó del móvil. En su caso, la puedo entender el porqué se separó del móvil. Las primeras noticias firmes era que no llegarían hasta pasadas las ocho. Que llegaran antes, nos sorprendieron a todos-as. También es una familia numerosa (son cuatro niños los que tiene) y bastante faena debe de tener. Supongo que el hecho de ver llorar al niño, me creo un poco de culpabilidad. De hecho, la madre se disculpaba porque se había confiado un poco con la hora y no vio el mensaje. Si me llega a decir que la hubiera llamado, se me cae el mundo encima.

Entre los nervios de la llegada, la niña en el coche y el frío que hacía, no me percaté que la madre del niño a la cual envié el SMS no había llegado y ni siquiera tuve contestación. En fin. Aprendí la lección. La próxima: llamada de teléfono y me quedo más tranquilo!!!

Por lo tanto, no creáis nervios en esos momentos de incertidumbre. Son vuestros hijos, si, pero todo tiene un límite en esta vida y cuando tengáis que estar pendientes del móvil, mirarlo cada cinco minutos. En mi caso, como el wassap no paraba de sonar, claro, no lo podía dejar ni un minuto quieto.

jotape firma

domingo, 10 de marzo de 2013

¿el amor se compra?

Ahí va una peli:


No pretendo recomendarla como la mejor peli del mundo y más cuando tiene unos cuantos años ya (26 años!!) pero ayer, buscando una peli para ver en inglés me encontré con esta que me encantaba cuando era un teenager. Si tenéis fuerza de voluntad para verla, está en castellano, eh?? Tampoco es tan mala y, realmente, tiene su sentido además de escuchar una de las mejores canciones de los Beatles!! jejeje.

A veces me preocupo por mis hijos para que no estén "marginados" en el colegio pero no sé porqué me preocupo tanto, ni lo fui yo ni lo fue mi mujer. Está claro, que no llevan en la sangre esa "soledad social" que puede hacer que estén marginados. Además, siempre le doy clases a ambos de cosas que no se deben hacer a los compañeros/as, entre ellas, humillar o marginar. Y el grande, creo que lo tiene aprendido... veremos cuando llegue al instituto qué pasa! 

Cuando recuerdo el colegio, la EGB, no recuerdo a nadie que estuviera marginado socialmente o apartado del resto. Puede que alguno que otro sufriera algún "cachondeo" del resto, pero nada problemático o que de lo que pudiera haber quedado secuela. Todos/as están sanos/as. Bueno, no todos, alguno está sufriendo una enfermedad bastante chunga, pero eso ya no es culpa de alguna humillación adolescente. 

En la mili, cierto sitio donde se puede "humillar" con bastante facilidad, tampoco fui partícipe o telespectador de algo semejante. Bueno, miento.  Recuerdo aquella tarde de domingo, todos "castigados" sin poder salir de permiso, recién despertado de la siesta y salir al pasillo y ver a algunos de mis compañeros con mochos (fregonas) erguidas y otros en calzoncillos pasando por delante de los mochos besándolas porque decían que estaban "jurando bandera". Por un momento pensé que estaba soñado, pero era más que cierto. Después de decirles que estaban como una chota, volví a mi habitación y me hundí en mis walkmans. Está claro que  estar en una compañía donde no existían "veteranos", nos influyó tanto que muchos tuvieron que humillarse a sí mismos!!

Por lo tanto, no he tenido (por suerte) ocasión de ver algo humillante ni en primera ni en tercera persona. 

Explicando esto, me viene a la cabeza uno entre muchos buenos momentos de la mili: 

Había mucho jaleo en una habitación (camarote como le llamábamos nosotros) y voy a ver qué pasaba. Se mean de la risa porque uno que dormía en mi misma habitación (Quintana), un pequeño niño rosado, lo habían metido dentro de una taquilla, le tiraban monedas e iba cantando por cada moneda que tiraban. De tanto jaleo, apareció justo por mi espalda el sargento primero de guardia (volvía a ser domingo). Se quedó pasmado viendo lo que hacíamos y con voz seria y seca dijo: "sacarlo de ahí". Le abrieron la puerta y mi compañero de habitación salió saltando y gritando con alegría: "Hola!! Soy coco!!!". Al ver que no reíamos y girarse y ver al sargento, se le quitó la sonrisa de golpe. El sargento se giró muy seco y  se largó de la habitación pasando por mi lado. Pude apreciar como se aguantaba al risa a través de la comisura de los labios. Al cerrar la puerta, no pudimos aguantar el tirarnos por los suelos para mearnos de la risa. Qué tiempos aquellos!!!


viernes, 8 de marzo de 2013

Hola, ¿sabes quién soy?

Buenas Jotapé, soy tu subsconciente...

Para variar, haré algunas partes en esta entrada. Para empezar, una canción que ya he colgado en el face pero que no quería dejar de recordar en mi futuro incierto a través de este maravilloso blog (ya que no tengo abuela...). Podéis seguir leyendo mientras escucháis semejante maravilla. Tranquis, no tiene nada que ver ni Jotape ni Maique. No hará daño a vuestros perfectos audífonos. 

Desde que salió esta canción al mercado me encantó y, aun sabiendo inglés, nunca me paré a pensar la historia que llevaba esa canción. Ayer en inglés, me enteré (lo que se entera uno...). Triste, no cabía duda que toda la letra conllevaba a un desenlace triste, como todos vosotros sabéis. 
Salió a flote de mis recuerdos ayer y hoy lo he querido inmortalizar en esta entrada para cuando tenga muchos años y recuerde mis años mozos...
______________________________________________________________________________

Siguiente historia. Como no pasa nada en mi trabajo (estoy siendo irónico) os voy a explicar una historia sobrecogedora. Wow!!

Veréis queridos mortales, no se os ocurra hacer una bromita a través de mensajitos de móvil a una mujer indefensa porque no queda bien. Y menos si está a punto de cumplir los 60!!

Pues a esta compañera, ayer empezaron a llegarles mensajes a su móvil, a través de SMS, diciéndole quién era, donde trabajaba, qué familia tenía, etc. Ipso-facto, los mensajes empezaron a subir de tono como "me gustan tus pechos", "me gustaría revolcarme contigo", "estoy seguro de que eres muy buena en la cama", "¿quieres ver como es mi p...?", etc... 

A todo eso, coge y lo lleva a la policia, pues el número se ve bien cuál es. El policía en cuestión coge y hace una llamada a través del fijo, pero nadie le contesta. Al momento, el móvil sospechoso devuelve la llamada. Contesta el policía con un "diga" y, automáticamente, le cuelga. Rápidamente, le envía un sms diciendo: "creo que me he equivocado", "lo siento". Y se acaban los mensajes. Hasta ahí, la historia. 

Hoy, vuelve a la carga pero a través del Wassap. En el wassap ve la foto de mi compañera y le hace preguntas sobre que ayer no estaba seguro de que fuera ella, pero ahora ve que si, que no se había equivocado. Ella le responde diciendo que si era un hombre. Él le responde en varios mensajes:

"sí,  soy un hombre"

"soy un hombre-hombre"

"¿te gustan los hombres?"

Automáticamente, le bloquea desde el wassap. Al momento, recibe un SMS: "Curiosa tu reacción".

Me sorprende que sepa a ciencia cierta que algo había hecho con el wassap!!(bloquearlo) No se porqué, pero sigo pensando que alguien de nuestro entorno, le está gastando una broma de mal gusto.... A ver si es por su inminente 60 cumpleaños del martes que viene!!! Es como si supiera cada movimiento que hace. Por otra parte, da un poco de yuyu si todo viene de una persona "desconocida", porque todo eso no es de persona centrada. ¿No?

Reconozco que cuando me dejó leer los mensajes, al principio, me hizo gracia. Luego fueron subiendo de tono y después valoras que vive sola, que ronda los 60 y que eso le puede provocar un mal rollo que te cagas y, después de llevarme una bronca por parte de todas mis compañeras por mi  cachondeo, pensé que era un mal rollo recibir eso si no era una broma de alguno amigo o amiga de ella. Y si lo fuera, un poco de mal gusto. Moraleja: no hagáis bromas de este tipo... 
_______________________________________________________________________________