Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 29 de marzo de 2015

Motivo de divorcio (V) -- final --

 

En capítulos anteriores:

Jotapé es invitado a un evento (al que se presenta hoy) y ha decidido ir arreglado a tal evento. Para ello, ha decidido ponerse a la moda, acudir a productos que mejores su apariencia y algunos aparejos varios.

Pero todo ello, al contrario de servirle de ayuda, les ha dado más quebraderos de cabeza.

Para todos aquellos usuarios de blogs que hayáis llegado aquí sin pasar por los otros capítulos, a continuación os dejo los links para que accedáis a los mismos:

A continuación…

Jotapé se dirige, en su coche, hacia el evento al cual ha sido invitado y en el cual, tiene que decir unas palabras en público y también dar su decisión que ha estado tomando durante estos días.

Todavía tengo la nariz irritada, al rojo vivo y toda la parte donde cayó toda la cera, al rojo vivo. Me he puesto cremas para quemaduras que hacen un buen efecto. Espero que dure durante todo el evento.

Al llegar al sitio, mucha gente bien arreglada, bien vestida. Yo he escogido una camisa negra, amplia con corbata color rojo oscuro y una americana que no me vaya “stretch” y que me deje libertad de movimientos.

Hay mucha gente y el evento empieza. Todos han ido haciendo acto de presencia según el guión que nos habían dado y, toca mi turno.

Entre aplausos de las personas asistentes (porque si fueran aplausos de gente que no asisten, sería un poco tétrico, ¿no? a la vez que misterioso).

Llego al escenario. Con total seguridad mientras los aplausos van decayendo. Cuando ya me encuentro delante del atril, compruebo el micrófono:

- Gracias. En primer lugar, me gustaría decir que estoy muy nervioso de estar aquí. Estos días han sido una verdadera odisea y me ha comido el miedo por la presión que, para mí, significaba estar aquí. Hace tiempo decidí empezar el blog que todos estáis leyendo, “Reflexiones Jotapenianas”. Durante un tiempo, fue como un diario personal. Luego, en segunda etapa, decidí probar de buscar entre más blogs, para llenar mis listas de blogs y conocer a gente maja (porque haberlas, haylas).

Hace tiempo, me llevé la sorpresa de ver cómo me daban un premio, un premio concedido por Erika y poco después, otro premio concedido por Pedro Fabelo (os linko a las entradas en las que agradecí sendos premios). Me hizo mucha ilusión y me prometí a que haría alguna entrada original para conceder los premios que me toca a mí. Antes de nada, decir que gracias a la entrega de estos premios, pude acceder a otros blogs que me encantaron y que se han incorporada a mi lista de blogs con la que poder entretenerme. He podido descubrir que también ha aparecido gente nueva, nuev@s seguidores y, yo, más contento que unas pascuas con tanto movimiento. Y sin más demora y después de tantas entradas estresantes, llega el momento de entregar el premio:

The versatile blogger AwardAgradezco el premio que me concedió Erika del blog Anécdotas de secretarias y, nomino a los siguientes blogs (10):

Felicidades a los 10!! Espero no haberme equivocado con los links!! Si no, me pegáis una colleja cariñosa!!

premio

El siguiente premio ,que agradezco y me concedió Pedro Fabelo del blog Absurdamente, tiene las siguientes condiciones:

Las normas de aceptación del premio incluyen las siguientes condiciones:

SER SEGUIDOR DEL BLOG QUE TE HAYA NOMINADO.

Desde hace unos meses sigo el blog de Pedro. No puedo decir cuál es mi entrada favorita porque me hace reír con todas… pero el de los Reyes Magos me pareció genial, no, lo siguiente.

NOMBRAR EL BLOG DE LA INICIATIVA Y DECIR QUE ES LA CREADORA DE ESTE PREMIO.

CROCHET Y DEMOS, cuya autora es Soraya, es la creadora de este premio. Y esta es su dirección: http://crochetydemos.blogspot.com.es/

NOMINAR 4 BLOGS CON LOS QUE TE QUEDARÍAS Y NOMINAR UN BLOG NUEVO O QUE TENGA POCOS SEGUIDORES.

Mis 5 nominados son:

  1. Rubén, Caótico Rubén – Me encanta la forma en la que escribe, sobretodo al principio de empezar el blog, transmitiendo el sentimiento que tenía entonces con tanta perfección.
  2. Jose Manuel Cazorla, Trabajo social penitenciario – La visión de un Trabajador Social en una penitenciaria. Un mundo diferente a través de sus ojos, su capacidad de objetividad y sus experiencias.
  3. Erika Marin, Anécdotas de Secretarias – Erika, he mirado y te faltaba este premio, por lo tanto, con lo que me río y lo que me sirves de inspiración, lo menos que podía hacer era agradecerte todos esos buenos momentos, con este premio.
  4. Manuel Garcia, Abrir el horizonte – Leer sus entradas es como adentrarte en un momento de relajación, de tranquilidad. Su forma de ver el mundo te hace recapacitar sobre si realmente somos conscientes de lo que estamos viendo o, por el contrario, estamos desperdiciando una mejor manera de ver la vida.
  5. Isabel Salas, El canario y la máquina de coser – Porque me encantan sus entradas, sus sentimientos, lo que cuenta, cómo lo explica, como vive uno lo que ella está escribiendo, transmitiendo.

Felicidades a los cinco!! Espero que os haya gustado igual que me ha gustado a mí concederlos!!

Bueno, con esto, acabo la saga del fin de divorcio y en la siguiente entrada os explico un poco el porqué de todo esto. Espero que sigáis fielmente mis entradas y que me disculpéis por la tardanza, pero he estado muy liado estos días.

Saludos y nos vemos en la siguiente entrada…. o no!!

Saludos.

jotape_sign

 

jueves, 19 de marzo de 2015

Feliz día del padre

 

Hoy es un día en el qué, seguramente, mucha gente agradezca el apoyo paternal en el camino de su vida. No es mi caso. Nací sin padre, crecí sin padre y sigo sin padre. Un padre que lleva el título como tal y mi apellido y que vive a cinco minutos de mi casa. Pero no significa más para mí que una “simple figura”.

He sido padre, y lo sigo siendo, y me pregunto si un padre “nace” o “se hace”. En mi caso, voy aprendiendo día tras día y dando a mis hijos, todo aquello que no he tenido. Podría haceros una lista interminable de momentos de mi vida en qué lo he necesitado y no lo he tenido. O si lo he necesitado y le he pedido ayuda, no la he tenido. Por lo tanto, puede que mi figura ideal de padre, sea aquella que no he tenido en ningún momento, y la transformo en todos y cada uno de los movimientos que hago con mis hijos. No voy a decir que me considere el mejor padre del mundo. Está claro que para mis hijos, puede que lo sea, o posiblemente lo sea por la forma en la que me dedican sus abrazos, sus palabras, sus miradas… Intento ser todo lo padre que debería ser “un padre”, pero no he tenido un referente. Yo estoy creando mi referente y decido qué es lo que quiero darles y qué no.

Es posible que muchos piensen que teniendo una madre, con todo lo poderosa que puede ser una madre para un hij@, no sea necesaria la figura de un padre. Pero sí lo es. Hay momentos que hace falta esa figura. Y tampoco quiero dar a entender que una familia no puede ser dos madres o dos padres, ojo, si no más bien, hago hincapié en la segunda figura. Es decir, que los padres son 2, sea del sexo que sea. Pongo el ejemplo de mi caso, solamente. No quiero que se mal interprete y lo que yo he querido tener durante todo este tiempo.

Una de las frases que más me ha marcado de él, cuando le reprocho su “abandono” es: “yo no te abandoné, te dejé con tu madre”.

Y todo esto desemboca en que si le veo por la calle, pues ni siquiera me molesto en acercarme ni decirle nada. Y ya no hablo de rencores ni de nada por el estilo… No siento nada, no tengo ningún vínculo con una persona que he visto 10 veces en 40 años. Seguramente sean más y esté exagerando, pero no creo que supere las 30 veces que lo he visto en estos 40 años.

Por lo tanto, para mí, el día del padre, es como padre que soy, nunca como hijo. Ni lo ha sido, ni lo será ya. Pues mi padre está en avanzada en edad, con enfermedad y que está claro que la esperanza que tenga de que algún día venga a mi vida “mi padre” está totalmente perdida en la odisea del espacio.

Hoy tocaba esta reflexión. Sé que me he metido por medio de los capítulos de la historia del divorcio, pero debía y tenía la necesidad de decir cuatro palabras al respecto. A los que podáis disfrutar de la figura de un padre, disfrutarla, que yo la encuentro a11081199_10153151253953480_451478385127295304_n faltar.

Os dejo con mi sorpresa del día del padre y con la ilusión y emoción que lo han vivido mis hijos. Lo que les transmites a tus hijos, es lo que siembras. Lo que recoges es el fruto de lo sembrado. Me gustaría, que en el futuro, ellos viviesen con gran emoción y alegría cada momento que les pueda brindar la vida, pues de eso se trata, de alegrar lo máximo posible tu vida. Las desgracias ya van viniendo solas… El regalo es lo que cuelgo aquí, pero no os voy a decir que sus abrazos y la canción que me ha cantado mi hija, tiene un valor sentimental, que para qué os voy a contar.

Saludos y pronto el último capítulo!!

jotape_sign

domingo, 15 de marzo de 2015

Motivo de divorcio (IV)

 

En el capítulos anteriores:

Jotapé comienza a preocuparse por su apariencia. Su mujer empieza a poner la mosca tras la oreja. Que si ropa para ir  bien arreglado, que si potingues para estar más “bello” y para colmo, tiene una historia comprometida con una chica mona y bien arreglada que le quiere vender cosmética para hombre. La cosa, no pinta bien…

Consigue uno de esos aparatos que mejoran el tono muscular, pero con tan mala suerte que la lía parda y, eso, aumenta aun más las probabilidades de comprarse un sofá nuevo…

Pero aun siguen sus desgracias, y la lía parda en casa intentando depilarse, o tonificar sus músculos o arreglarse los puntos negros de la nariz. La cosa está fatal…

A continuación…

- Lo que me faltaba, que tengas una aventura con la vecina. ¡¡Y encima con ésta!! – Empezó a gritar mi mujer.

- ¿Yo, una aventura con su marido? ¿Con el friki éste? ¿Y que quieres decir con “ésta”? – se levantó mi vecina.

-¿Se puede saber qué está pasando aquí? – mira, el que faltaba, el marido de la vecina. Buen momento para volverse a marear…

- Tu mujer que tiene una aventura con mi marido – jotape vecinaSoltó mi mujer. Así, como el que no quiere la cosa.

- ¿Que yo tengo una aventura con este friki?- gritó mi vecina.

- Eh, sin faltar, eh?- Me quejo yo.

En ese momento, todos me miraron de arriba a abajo, en silencio. No tenía poder de imponer a nadie con esas pintas.

Me calmo durante un minuto y lo explico todo. Desde el principio hasta el final. Parece que todo quedó en un malentendido. Mis vecinos tendrán una historia que contar a sus hijos, sus nietos, a los amigos, a los vecinos de los nietos, y a todo el mundo mundial.

Una vez solos, en casa, empezamos a enmendar todas y cada una de las situaciones que había creado.

Lo más fácil fue quitarme el sujetador. Lo más difícil fue quitarme toda la cera que tenía esparcida por gran parte de mi cuerpo, sobretodo por las partes “bajas”  y algunas “nobles”. Siempre había oído la expresión “tirarse de los pelos” y ahora entendía no el significado en sí, si no lo que se siente cuando te “tiran de los pelos”.

Ante toda esta situación, se nos olvidó una, también, importante: la banda de la nariz. Debía de estar no más de 10 minutos y entre una aventura y otra, calculo que estuvo más de 1 hora. Por más que lo mojábamos y mojábamos, aquello se había aferrado a mí de una manera platónica, un amor imposible. Después de varios intentos, tirones muy bestias, acabó cediendo la jodía banda de la nariz. Con ella se fueron los puntos negros, las raíces, parte de mi primera capa de piel, la segunda e intuyo que también estaba adherida la tercera. Mi nariz no tenía ni puntos negros, ni agujeros, ni capa de ozono ni piel. Eso sí, tenía un color rojo intenso que no sé si era la sangre que se había subido toda a mi nariz en compasión por el dolor que estaba sintiendo o qué sé yo.

Al final, lo tiré todo por la borda. Me puse la ropa con la que podía estar lo más cómodo posible y me arreglé lo mejor que pude. Una vez vestido y bien arreglado, los cortes de la cara por el afeitado, la nariz roja como un tomate y creo que las grandes ojeras a base de disgustos llevados durante estos días, no había manera que se fueran a pasear y me dejaran disfrutar de ese maravilloso día que me esperaba. “El evento”.

Me despedí de mi familia. Me bajé al parking, jotape carcogí mi coche y me dispuse a dirigirme al mayor evento que jamás haya presenciado. Pero no por el evento en sí, si no por todo lo que viví previas al evento. Vaya disgusto me había llevado en tan poco tiempo. Por supuesto, mi mujer acabó comprendiendo el porqué de tanta revuelta y, aunque no quiso, finalmente acompañarme, acabó siendo comprensible de porqué tenía tanto sentido o tanta importancia este evento.

 

En el siguiente capítulo, el último, será el gran evento. ¿Me acompañáis? Sin duda, será un final de lo más curioso.

Saludos,

jotape_sign

sábado, 7 de marzo de 2015

Motivo de divorcio (III)

 

En el capítulos anteriores:

Jotapé comienza a preocuparse por su apariencia. Su mujer empieza a poner la mosca tras la oreja. Que si ropa para ir  bien arreglado, que si potingues para estar más “bello” y para colmo, tiene una historia comprometida con una chica mona y bien arreglada que le quiere vender cosmética para hombre. La cosa, no pinta bien…

Consigue uno de esos aparatos que mejoran el tono muscular, pero con tan mala suerte que la lía parda y, eso, aumenta aun más las probabilidades de comprarse un sofá nuevo…

Al día siguiente…