Páginas vistas en total

Diario personal jotapeniano

domingo, 27 de noviembre de 2016

Jodidas despedidas

Buenas, soy Jotapé y me gusta reflexionar.
Qué rollo esas despedidas que no querrías que nunca pasaran, ¿verdad? Pero pasan.

A los que te gustaría despedirte con un hasta el año que viene o, mucho mejor, hasta siempre (siempre y cuando solo sea una distancia física, claro), no suele pasar, no… siempre es a lo contrario de lo que uno quiere…¡¡JODIDO KARMA!!

Aunque también es lo normal, que a esas personas que ves de año en año, pues los encuentros son de lo más esperado, que se disfrute mejor ¿verdad?
Lo jodido, como padre, es cuando ves lo que llegan a disfrutar tus hijos y cuando ves que te dicen con su característica sinceridad que porqué con los que preferirían estar a su lado están lejos y los que están cerca, les importaría poco que estuvieran lejos. Hijos míos: ¡¡Bienvenidos a la realidad!!

Y es así. Por varios motivos me inunda una tristeza. Pero por varios motivos. Motivos que no voy a dejar aquí plasmados y así os dejo con la intriga hasta el capítulo siguiente. Quería hacer una entrada con un poco de ironía mezclado con un humor ácido pero creo que aquí voy a dejar esta entrada.

¿Qué respuestas les puedes dar a tus hijos cuando piden estar con alguien pero ese alguien no tiene ningún interés en que eso ocurra? Bueno, ese alguien SÍ que quiere estar con tus hijos pero la parte responsable-paterna es la que no pone el interés que quieren tanto sus hijos como los míos. ¿Porqué? No lo sé. Como fachada todo es muy bonito y precioso y hay muy buen rollo. Pero creo, que como en todo, es fachada.

Es obvio que cuando se juntan con personas que sí que quieren estar con ellas, o sea que el interés es común, pues se nota que disfrutan como nunca los ves disfrutar. Ver a los hijos como están de ilusionados, motivados y con muchas ganas y expectativas y que tú hagas lo posible para que así sea, pues da mucho orgullo como padres. En este caso hablo de mi mujer y de mí. Ambos ejercemos la misma ilusión y ganas en qué eso ocurra.

El otro día, reflexionando (oh, qué raro, Jotapé reflexionando) pensaba en algunos aspectos familiares. Preguntas que me hice a mí mismo.

Justo en ese momento, me di cuenta de una realidad que, a mí, me dolía mucho y pensé en cómo le podía doler a la persona afectada en concreto. ¿Qué puedes esperar de un familiar que ha dado más importancia a una persona de fuera que a su propia familia? Pues imaginad. Y así, en todo. Vivimos rodeados de fachadas y fachas, nunca mejor dicho y es lo que nos ha tocado vivir. ¿El Karma? Pues seguramente. En definitiva, he llegado a la conclusión de que algo malo hacemos y el resto son los buenos de la película. No hay más. A comérmelo con patatas fritas.

En fin. Mañana más y peor.
Saludos.
Jotapé

No hay comentarios:

Publicar un comentario